Simposio de cereales de Syngenta en Mar del Plata

Agrositio 28/05/2012 | 09:18 (actualizado hace 795 días)

En el simposio organizado por la empresa, los asistentes reivindicaron la importancia del trigo y la cebada en la sustentabilidad del sistema agrícola. Se presentaron el fungicida Reflect Xtra y la protección de semillas Vibrance Integral

La edición 2012 del Simposio de Cereales de Syngenta reunió a una enorme cantidad de productores que llegaron a Mar del Plata para asistir al evento que reivindicó la vital importancia del trigo y la cebada en la sustentabilidad del sistema agrícola. Entre las novedades tecnológicas se presentaron Reflect Xtra, el nuevo fungicida, y Vibrance Integral en protección de semillas.

El Ing. Florian Wagner, Director de Cereales para LAS, se refirió a las posibilidades de los cereales en el mundo y la importancia que tiene para Syngenta a nivel global. “Syngenta asume el compromiso de transformar la producción de cereales como clave de la seguridad alimentaria global.” Destacó el rol de Latinoamerica Sur como productor principal en Latinoamérica. “En LAS estamos innovando en tecnología y ofreciendo el más amplio portfolio de productos del mercado. Además, empezamos a ofrecer soluciones integradas incluyendo semillas de alta performance. En este contexto, hemos celebrado recientemente un acuerdo con Buck Semillas que incluye el intercambio de genética para desarrollar nuevas variedades de trigo con mayor potencial de rendimiento y calidad para el productor argentino.”, afirmó.

Más tarde, el asesor Ing. Jorge González Montaner, de CREA Mar y Sierras, propuso discutir sobre la sustentabilidad del sistema agrícola en el escenario en el que se está viviendo, y ante una disminución de la superficie de trigo. “La agricultura sostenible es aquella que, en el largo plazo, mejora la calidad ambiental, provee las necesidades básicas de alimentos y fibras, es económicamente viable y realza la calidad de vida de los productores y de la sociedad en su totalidad. En años de crisis, diversificar y rotar cultivos se complica porque los números se van ajustando. Ante este panorama debemos hablar de sustentabilidad. Debemos buscar otras alternativas, incluyendo otros cultivos para aumentar la biodiversidad, aumentando la vida útil del suelo. Incluir trigo y cebada es una excelente alternativa por que se evita hacer monocultivo de soja, frenamos el avance de malezas, enfermedades, rotamos herbicidas, etc. En la Argentina hoy se paga por hectárea, pero en el futuro se va a pagar por ambiente. En la próxima campaña la que determinará el éxito del negocio será la soja de segunda, por lo tanto hay que trabajar mucho con el cultivo antecesor, adelantando fechas de siembra para entregar el lote no más allá del 15 de diciembre. En términos climáticos se espera un año neutro, panorama que favorece al trigo y la cebada”, sostuvo.