Swift: reunión clave mañana para definir el futuro del frigorífico

El Cronista 05/01/2012 | 07:30 (actualizado hace 931 días)

Se busca encontrar una salida al conflicto de la planta de Venado Tuerto de la brasileña JBS que no faena desde hace 20 días y ofreció a sus empleados el retiro voluntario...

Ejecutivos del frigorífico Swift, propiedad de la empresa brasileña JBS, se reunirán mañana con representantes de los trabajadores en el Ministerio de Trabajo, en un intento por encontrar una salida al conflicto generado por el eventual cierre de la planta de Venado Tuerto, donde emplea a más de 500 personas y cuya producción está frenada desde hace 20 días.

Habrá un encuentro con la gente de Recursos Humanos de Swift conforme a la legislación vigente para que ver si hay conciliación, informó ayer el ministro de Trabajo de Santa Fe, Julio Genesini, a Radio 2 de esa provincia. El martes, unos 500 trabajadores del frigorífico se movilizaron frente a la planta para exigir la estabilidad laboral de todo el personal, ante versiones que señalan que la firma cerraría sus instalaciones en esa localidad para concentrar sus actividades en su planta de Rosario. Tras terminar sus vacaciones adelantadas, regresaron el martes a sus puestos de trabajo y la empresa les comunicó que, ante la falta de faena, entraban en garantía horaria. Genesini reconoció que, tras reintegrarse de las vacaciones adelantadas, todavía no reiniciaron las tareas. Hay garantía de horario pero hay versiones de posibilidad del cese, dijo.

La chance de que los empleados se queden sin trabajo preocupa a la Municipalidad de Venado Tuerto. En la planta no se faena desde hace 20 días; el martes la empresa ofreció a sus 517 operarios la posibilidad de retiro voluntario y extendió la garantía horaria para sus empleados (que implica el cobro de un salario mínimo) hasta el 10 de enero. En diálogo con Radio 2, el secretario de Gobierno de Venado Tuerto Rubén Paulonovich, admitió: Estamos preocupados. La intendencia supo por los trabajadores que hasta el 10 de enero sigue la garantía horaria, y comentó que la firma busca achicar el personal y desviarlo a la planta de Gálvez, dejando un mínimo en Venado Tuerto para mantenimiento. Y agregó: Queremos ver qué pasa en la reunión en Buenos Aires y saber cuál es el motivo y cuáles son las expectativas.

Ayer, el titular de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados, Alberto Fantini, reclamó la urgente intervención del gobierno y destacó: Nos hacemos eco de las palabras de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien convocó a todos los sectores a cuidar sus fuentes de trabajo. El gremialista dijo que Swift informó que desde hace un año le viene advirtiendo al gobierno nacional sobre el cierre de la planta. Y aseguró que la próxima semana se reunirá con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para que se tracen políticas claras de defensa de los puestos de trabajo. Según el gremio, en 2010 se perdieron más de 7.000 empleos y al 31 de diciembre pasado estaban bajo el régimen de subsidios REPRO 2.400 trabajadores del sector.