Esperan más lluvias para las zonas inundadas en Santa Fe

Hay altas probabilidades de precipitaciones y ambientes muy húmedos hasta el final del mes en curso, con registros pluviométricos importantes...

La Nación, 16/02/2017 | 06:02 (Actualizado hace 38 días)

SANTA FE.- Vuelven las lluvias, e intensas, y con ello la inquietud en la producción. Habrá lluvias hasta fin de mes, según el informe semanal del Servicio de Estimaciones Agrícolas (SEA), que hicieron público el Ministerio de la Producción y la Bolsa de Comercio de Santa Fe (BCSF).

"Hay altas probabilidades de precipitaciones y ambientes muy húmedos hasta el final del mes en curso, con registros pluviométricos importantes. Serían en los departamentos del centro y sur del área de estudio los de mayor impacto con consecuencias en los sistemas productivos", remarcó el último trabajo, divulgado ayer.

El pronóstico vuelve a generar inquietud en la producción, después de una semana caracterizada por monitoreos, seguimientos y controles de los cultivos de soja de primera, soja de segunda, sorgo granífero, maíz de segunda y algodón, y en menor cuantía los procesos de cosecha de arroz y de maíz de primera. En los lotes donde la eficiencia de los controles no fue buena se realizaron nuevas aplicaciones de insecticidas y herbicidas, explicó el SEA al referenciar la evolución de los cultivos.

La ocurrencia de nuevas precipitaciones en todos los departamentos del centro-norte santafecino, restringió el proceso de cosecha, prolongando en demasía su finalización. Su avance fue muy lento en las áreas que aún faltaban trillar, como en el caso del girarol.

En cuanto al maíz temprano (de primera), las condiciones climáticas de la semana permitieron que el proceso de picado rollos (autoconsumo) se desarrollara a bajo ritmo, sumando nuevos lotes, estimándose que un 28% del área sembrada fue con dicho fin, cubriendo una etapa de reserva para las diferentes cuencas lecheras y ganaderas en el área de estudio.

También avanzó el desarrollo de los cultivares de soja de primera. El 70 % de la superficie sembrada, presentó estado de bueno a muy bueno, un 20 % en estado bueno y desarrollo de planta medio y el 10 % en estado de bueno a regular con cierto condicionamiento en su desarrollo por los excesos hídricos.

En cuanto a la soja de segunda, se observó en los lotes en que se realizaron las últimas tareas de siembra y resiembra que la germinación ha sido buena, permitiendo una emergencia y crecimiento normal.