Plagas del Girasol: isoca medidora del girasol

INTA 12/10/2005 | 15:10 (actualizado hace 3305 días)

Plagas del Girasol
Isoca medidora del girasol

Ing. Agr. (M. Sc.) María Ana Sosa , Lic. Biodiv. Daniela Elizabeth Vitti Scarel - INTA E.E.A. Reconquista

La isoca medidora del girasol, Rachiplusia nu Guené (Lepidoptera: Noctuidae), se alimenta de hojas de girasol, soja, alfalfa, poroto, hortalizas, lino, ornamentales y malezas. Debe su nombre a la posición que toma cuando camina, arquea el cuerpo al ceñir las patas torácicas con las abdominales, como si fuera midiendo el lugar por el que se desplaza.

Biología

La mariposa coloca en forma aislada entre 300 y 500 huevos. Se los distingue fácilmente por su forma hemisférica, su color blanco cremoso y por hallarse pegados en el envés de las hojas de girasol (Fig. 1).


Fig. 1. Huevo de isoca medidora en el envés de la hoja de girasol

La medidora es una larva de color verde y en el dorso presenta finas franjas longitudinales verdes y blancas (Fig. 2 y 3). En un lapso de 16 a 20 días pasa por 5 estadios y alcanza una longitud de 35 mm. empupa sobre las hojas tejiendo un capullo sedoso y a los 10 días nace la mariposa.


Fig. 2 y 3. Larvas de "isoca medidora" chica y grande dañando girasol.

Daño

Las larvas pequeñas se alimentan en el envés de las hojas, consumen parénquima, dejando la epidermis superior. En estados más avanzados consumen todo el parénquima pero sin dañar las nervaduras (Fig. 4).

En casos extremos se alimentan de las brácteas y del receptáculo.

Ataca en estado vegetativo, con picos en estados reproductivos, en septiembre comienzan a encontrarse las primeras oviposiciones.

Según observaciones efectuadas en Barrow (Buenos Aires) y Reconquista (Santa Fe), la plaga se ubica preferentemente en los sectores medio e inferiores de la planta (60-70%) y las restantes en el sector superior, predominando las larvas chicas (< 15 mm) sobre las grandes (> 15 mm).

No manifiesta hábitos gregarios en los primeros estadios, situación que favorece el control químico. Los primeros focos se localizan en el centro del cultivo y los daños se identifican porque respeta las nervaduras de las hojas (Fig 4)


Fig. 4. Daño típico de la isoca medidora del girasol.

Enemigos naturales

Tiene numerosos enemigos naturales que provocan una importante mortandad. En INTA Reconquista fue medido un 70 % de mortalidad de larvas colectadas en el cultivo y criadas en laboratorio hasta la emergencia del adulto o del agente causal de su muerte.

Entre los enemigos naturales se mencionan los microorganismos que les producen enfermedades como el hongo Entomophtora sp. y Nomurea rileyii, las bacterias y virus. Entre los parasitoides se menciona a himenópteros (Litomastix floridanus (microhimenóptero Calcidoideo) cuya principal característica es la de ser poliembriónico, Apanteles sp. Euplectrus sp., Casinaria plusiae Blanchard y Cotesia sp.; dípteros Rhogas sp. y Voria ayerzai Bretes. Entre los predadores más frecuentemente observados en el cultivo se cuenta al coccinélido Eriopis connexa (Germar), y el crisópido Chrysoperla externa Hagen.

Al revisar lotes de girasol hay que verificar la presencia o no de enemigos naturales en sus distintas especies y de esta forma llegar a conclusiones aproximadas sobre la posible evolución de la plaga. Tener en cuenta que cuando se encuentran huevos de medidora, generalmente también se encuentran huevos pedunculados de Chrysoperla, insecto benéfico, que cuelgan del pecíolo hojas, tallo o del envés de las hojas (Fig. 5).


Fig. 5. Huevo de Chrysoperla externa Hagen en hoja de girasol.

Período crítico del cultivo

El período crítico a la defoliación es desde botón floral, R1 hasta (Fig. 6) inicio de floración, R5 (Fig. 7) según la escala de Schniter y Millar (1981).


Fig. 6. Estado fenológico R1, botón floral

Dentro de este período crítico, el estado más susceptible a los daños es aquel inmediatamente anterior a la apertura de la inflorescencia, en R3 (botón floral se encuentra a más de 2 cm de la hoja más cercana).


Fig. 7. Estado fenológico R5.5, floración

Una defoliación mayor al 20% en las hojas de la mitad superior de la planta incide sensiblemente bajando los rendimientos potenciales. Desde la floración (R5) a comienzo del llenado del grano (R6), la defoliación incide en menor grado pues el grano se llena por translocación de reservas y no tanto por fotosíntesis de las hojas superiores.

Un mismo nivel de defoliación (20%) tiene una incidencia sobre el rendimiento diferente según el período de desarrollo del cultivo (mayor en botón floral y menor a comienzo de llenado del grano).

Para los mismos períodos la incidencia es mayor cuando la defoliación se produce en la parte superior de la planta.

Los cultivares de ciclo corto fueron más afectados que los de ciclo largo. Ello se debe a que tienen menor número de hojas por planta. Los cultivares comerciales tienen entre 20 y 40 hojas (ciclos cortos y largos).

Al inicio de floración la superficie foliar varía entre 2900 cm2 de hoja y 3600 cm2.
El área foliar, está relacionada al ciclo del cultivar, y al nivel de fertilidad incrementando el área foliar por planta y tolerando un mayor umbral de daño económico (UDE), medido como número de insectos por planta.

Si se considera como límite permisible una defoliación del 20% para un área foliar determinada, el UDE dependerá del consumo que haga la plaga.

La capacidad de ingesta a campo de una larva es de 40 a 60 cm2, y el 80 a 90 % de esa cantidad lo consume luego de superar los 15 mm.

Considerando los dos niveles de ingesta, 40 y 60 cm2, y un área foliar promedio por planta de 2900 cm2, se necesitan 72 y 48 larvas para la destrucción total del área foliar.

Para consumir el 15 % del área se necesitan 10 y 7 larvas por planta, mientras que para el 20 % se requieren 14 y 19 lv/pl.

Niveles de decisión

Como herramientas para tomar una decisión correcta sería conveniente contar con información sobre:

- El porcentaje de daño foliar causado por insectos.

- El número promedio de larvas chicas (<15 mm) y grandes (>15 mm).

- La presencia de orugas parasitadas y de enemigos naturales.

Como hacer el muestreo: Recorrer el lote y establecer por lo menos 5 estaciones de muestreo, en cada estación revisar al azar 10 plantas y registrar % de defoliación y contar larvas por planta.

Ante la presencia de larvas parasitadas, realizar un nuevo muestreo a los 3 o 4 días después.

Se recomienda controlar cuando se encuentre un promedio de 8 a 10 larvas /planta o un 15 % de defoliación y presencia de larvas.

En girasoles fertilizados se incrementa el área foliar y puede aceptarse mayor número de larvas. (10-15).

Bibliografía:

Iannone, N. y P. D. Leiva. 1994. Manejo de plagas animales del girasol en la región pampeana argentina. INTA EEA Pergamino. Pergamino, Buenos Aires. 93 p.

Sosa, M. A. 1984. Principales plagas del girasol, reconocimiento a campo, daño y algunas formas de control. INTA EEA Reconquista. Inf. Para Ext. No 9. Reconquista, Santa Fe. 5p.

Sosa, M. A. 1990. Manejo integrado de plagas de girasol. INTA EEA Reconquista. Inf. Para Ext. No 39. Reconquista, Santa Fe. 7p.

Hacé llegar tu opinión. Ahora podés comentar este artículo!

Aún no hay comentarios sobre esta nota Comentá la notaEnviá tu comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los Terminos y Condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
© Agrositio.com ,1999. Todos los derechos reservados.
Bartolomé Mitre 1895 - 6 Piso "L" l (1039) Ciudad de Buenos Aires l Argentina l Teléfono (54-11) 4371 2810
La utilización del sitio asume la aceptación de los términos y condiciones.
IR A LA VERSION MOBILE DEL SITIO
Ingrese los datos con los que se encuentra Registrado
E-mail
Contraseña
Ingrese su comentario
  • Ingrese su Nombre
  • Comentario
  • CODIGO
  • Reingresar CODIGO
Enviar por mail
  • Ingrese su Nombre
  • Ingrese su Mail
  • Mail del destinatario