¿Por qué, si la soja aumenta, la Argentina se enfría?

Urgente 24 30/06/2012 | 18:06 (actualizado hace 853 días)

Cristina Fernández de Kirchner es la única responsable de la estanflación que invade a la Argentina. La economía internacional sigue resultando relativamente favorable a la economía argentina.

Es mentira que, hasta la fecha, haya entorpecido el nivel de actividad tal como sí sucedió ya en otros países. Son las erradas decisiones de la Presidente de la Nación, comenzando por la elección inadecuada de sus colaboradores, las que someten a la sociedad a un grave peligro de baja actividad con elevada inflación. Muy interesante, al respecto, el análisis de la consultora Economía & Regiones.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Economía & Regiones). Sin lugar a duda, el tipo de cambio competitivo (dólar caro), que brindó protección a la industria sustituidora de importaciones y competitividad al sector externo, fue la principal característica del modelo post Convertibilidad. El aumento de la apertura económica fue la otra característica fundamental que tuvo originalmente el modelo. 
 
Justamente, el aumento del nivel de apertura de la economía en un marco de tipo de cambio elevado fue la combinación que permitió que Argentina creciera al 8% anual entre 2003 y 2007.
 
El dólar caro permitía usufructuar los beneficios pero evitaba los costos de la apertura de la economía. Los beneficios provenían de la mayor competitividad que el tipo de cambio elevado brindaba para las exportaciones. Los costos se evitaban porque el tipo de cambio depreciado
actuaba como una barrera protectora para la industria, estimulando la creación de puestos de trabajo, el aumento de la masa salarial, el consumo y la demanda agregada. Así, el tipo de cambio elevado también fomentó la inversión y el crecimiento del mercado interno.
 
De acuerdo con nuestros cálculos econométricos, la apertura creciente de nuestra economía contribuyó con aproximadamente la mitad del crecimiento del período 2003/2007. En este sentido, nuestro nexo con el mundo se da exclusivamente por el canal real, ya que estamos
“descolgados” del mundo financiero.
 
Para la economía de Argentina el mundo se resume en dos palabras: soja y Brasil. La soja es cantidad y precio. Brasil es relevante por su demanda de exportaciones argentinas; especialmente las industriales. Argentina crece más cuantas más toneladas de soja se produzca, más elevado sea su precio internacional y mayor sea el crecimiento (las exportaciones) en (a) Brasil.
 
En 2003/2007 el grado de apertura de la economía creció 10 puntos porcentuales, pasando del 19% (2002) al 29% (2008), lo que permitió que la macroeconomía argentina usufructuara los beneficios de un a mayor cosecha, del aumento del precios de la soja y de las altas tasas de crecimiento de Brasil, que promedió 4.3% anual entre 2003 y 2008. 
 
Paralelamente, el precio de la soja subió 140% en dólares y las exportaciones hacia Brasil aumentaron un 174%, permitiendo que la tasa de crecimiento del producto argentino promediara un 8% anual en el período.
 
Muchos economistas han llamado al impacto positivo de la soja y Brasil sobre la macroeconomía argentina “viento de cola”. De acuerdo con nuestro análisis, en 2012 / 2013 el escenario internacional seguiría siendo positivo y continuaría habiendo “viento de cola”; aunque más débil que en 2003/ 2008 y 2010 / 2011.
 
Puntualmente, el precio de la soja seguiría siendo bueno en lo que resta de 2012 y primera mitad de 2013 porque el dólar seguiría débil, lo cual fijaría un elevado “piso” para el precio internacional de la oleaginosa. Este elevado piso estaría reforzado por los factores climáticos, que afectarían negativamente los volúmenes de cosecha.
 
En números, más allá de la apreciación (20%) acontecida en los últimos 60 días, la moneda estadounidense sigue débil en los mercados internacionales. Puntualmente, en la actualidad el poder adquisitivo del dólar en términos de dólar australiano, franco suizo o el yen se ubica
entre 12 y 15 p.p. más débil que a mediados de 2010. 
 
Si la comparación es contra el euro o la libra británica, la debilidad de la moneda estadounidense ha aumentado entre 2 y 4 puntos porcentuales en el mismo período. Es más, si consideramos que la recuperación del crédito y del nivel de la actividad económica no se consolida en USA, la probabilidad que la Reserva Federal ponga en práctica un Q3 crece, por lo que no habría que descartar que la debilidad del dólar aumentase y el precio de la soja subiese en el mediano plazo. 
 
En pocas palabras, el dólar y la soja seguirían jugando a favor.
 
Por el lado de Brasil, el nivel de actividad económica comenzó a enfriarse pronunciadamente en el último trimestre del año pasado y estaría tocando “fondo” en mayo - junio de este año. 
Sin embargo, la política monetaria expansiva del Banco Central Brasilero (BCB), que bajó la tasa de referencia (Selic) 7 veces seguidas desde 12.5% a 8.50%, se comenzaría a sentir en la 2da. mitad de este año y comienzos de 2013. 
 
Desde comienzos del 2do. semestre de este año el nivel de actividad en Brasil comenzaría a recuperarse con forma de “U”. 
 
De acuerdo con las estimaciones del BCB el nivel de actividad crecería un 3.0% en 2012. Nosotros no somos tan optimistas como el BCB y, si bien coincidimos que el crecimiento de Brasil tendrá forma de “U”, pensamos que su nivel de actividad crecería alrededor de un 2.3%/2,5% en 2012.
 
En pocas palabras, Brasil seguiría jugando a favor; aunque menos que antes.
 
En este marco cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿Por qué si la soja y Brasil seguirían jugando a favor, el nivel de actividad económica en Argentina seguiría enfriándose?
 
Por el lado de la soja, su impacto hay que dividirlo en precio y cantidad. 
 
Por el lado del precio, muy probablemente la soja siga jugando tan a favor como en 2011. 
 
Por el lado de las cantidades, la cosecha estuvo negativamente afectada por el clima, por lo que las exportaciones son menores y su contribución al nivel de actividad se reduce. Del juego precio y cantidades se deduce que la contribución de la soja al nivel de actividad económica en Argentina seguirá siendo positiva, pero más débil que en 2003/2008 y 2010/2011. 
 
En este sentido, se observa el impacto macroeconómico negativo que tiene una caída de la cosecha sobre las exportaciones, las retenciones y el fondo solidario de la soja con el cual se financia obra pública en las provincias.
 
De esta manera, en 2012 la contribución de Brasil al nivel de actividad argentino seguirá siendo positiva, pero más débil que en 2003/2008 y 2010/2011.
 
Ahora bien, ¿la menor contribución de la soja (por precio y cantidad) y Brasil justifican “por sí solos” una caída de la tasa de crecimiento de Argentina del 6% (2011) al 2.5% (2012)?
 
Claramente la respuesta es negativa. 
 
El fuerte enfriamiento del nivel de actividad en Argentina no se debe solamente a que la soja y Brasil contribuyen menos, sino que hay que sumar también los efectos negativos del cierre de la economía y de las inconsistencias de política fiscal y monetaria.
 
Por un lado, la reducción del nivel de apertura de la economía, que caería del 28% (IIIT’11) al 24% (IVT’12), impacta negativamente en el canal de transmisión entre el mundo y el nivel de actividad económica doméstica. Las trabas a las importaciones son el mejor ejemplo en este sentido. Las trabas afectan negativamente a las importaciones de bienes de capital (-19% en el acumulado de 5 meses de 20012) y a la oferta agregada, afectando negativamente la creación de puestos de trabajo y la masa salarial. 
 
En este sentido, la menor oferta (por trabas a las importaciones) se termina traduciendo en menor consumo, demanda y dinamismo del nivel de actividad. Las trabas a las importaciones desvirtúan fuertemente el modelo post Convertibilidad ya que cierran la economía y entorpecen uno de los principales canales de crecimiento que tuvo “el modelo”, que en su época dorada se nutrió de la contribución macroeconómica positiva del escenario internacional.
 
Por el otro lado, la inconsistencia de política fiscal y monetaria ha convertido a nuestro modelo económico en un “adicto” al mundo, que necesitaría que la tonelada de soja subiera a US$ 700 / US$ 800 y que Brasil creciera al 7% para que nuestra economía pudiera seguir expandiéndose
al 6% anual.
En pocas palabras, por nuestras propias inconsistencias nuestra economía necesita un mundo mucho mejor para seguir creciendo igual que antes. 
 
Es decir, aún con una soja y Brasil jugando a favor, nuestra tasa de crecimiento se enfría por si sólo como resultado de las políticas económicas que aplicamos. Por lo que si la soja y Brasil contribuyen menos que antes, nuestra tasa de expansión del PBI se desacelera aún más. Desaceleración que se potencia aún más cuanto más se cierre la economía.
 
En resumidas cuentas, el enfriamiento del nivel de actividad económico en Argentina no es consecuencia de una crisis internacional.
 
Por el contrario, nuestra tasa de crecimiento se enfriaría 3.5 puntos porcentuales -de 6.0% (2011) a 2.5% (2012)- aún con un mundo jugando
a favor. 
 
Nuestro enfriamiento es fundamentalmente resultado de nuestras propias inconsistencias, entre las cuales hay que enumerar: políticas fiscales y monetarias desmedidamente expansivas en un marco de alta inflación y débil demanda de dinero; intervención cambiaria; pago de deuda con reservas en un contexto de tasas de interés históricamente bajas; trabas a las importaciones; incumplimiento de acuerdos comerciales; etc. 
 
Por el contrario, si hubiera una crisis internacional y el mundo se pusiera en contra (viento de frente), nuestro nivel de actividad caería, no se enfriaría.


Hacé llegar tu opinión. Ahora podés comentar este artículo!
Notas Relacionadas
03.07.2012 TV: ¿El principal problema de los Argentinos es el vacío político e institucional?; con Pe...
02.07.2012 30 online: ¿Alineamos el tipo de cambio con el mercado o lo dejamos como está?
04.07.2012 30 online: ¿Cómo manejan la incertidumbre del campo este año los productores CREA?; con Pa...
03.07.2012 30 online: "Anuncios, trigo tarde, maíz nada, ¿vamos todos a soja?; con Raul Dente - Fed. ...
30.06.2012 TV: "Ganan los fundamentals y los precios siguen arriba en Soja", por Paulina Lescano - Cl...

Hay 1 comentario sobre esta nota Comentá la notaEnviá tu comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los Terminos y Condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
ALFREDO | 30.06.2012 21:22
MUY CLARO EL COMENTARIO, EXPLICACIONES CORRECTAS, DATOS CONCRETOS QUE SON IRREBATIBLES. LA VERDAD ES UNA VERDADERA LASTIMA. MAS QUE NUNCA CABE APLICAR AQUI AQUEL VIEJO DICHO QUE DICE: NO HAY MEJOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER.
> Mostrar Todos
© Agrositio.com ,1999. Todos los derechos reservados.
Bartolomé Mitre 1895 - 6 Piso "L" l (1039) Ciudad de Buenos Aires l Argentina l Teléfono (54-11) 4371 2810
La utilización del sitio asume la aceptación de los términos y condiciones.
IR A LA VERSION MOBILE DEL SITIO
Ingrese los datos con los que se encuentra Registrado
E-mail
Contraseña
Ingrese su comentario
  • Ingrese su Nombre
  • Comentario
  • CODIGO
  • Reingresar CODIGO
Enviar por mail
  • Ingrese su Nombre
  • Ingrese su Mail
  • Mail del destinatario