Contra la invasión de los camiones, ella, sólo ella, por Carlos M. Reymundo Roberts

La Nación 30/06/2012 | 07:06 (actualizado hace 662 días)

"Che, Roberts, la señora quiere una carilla con tu impresión sobre lo que pasó esta semana. La quiere para hoy."...

Zannini siempre es tan amable cuando me baja órdenes. Me molestó particularmente eso de "che", pero puse manos a la obra. Fue anteayer. Como no tuve ninguna respuesta (incluso sospecho que mi reporte nunca llegó a Olivos, quizá porque era de más de una carilla y a la señora le revienta leer informes largos), me permito compartirlo con los lectores, en una versión más coloquial. Pido disculpas por el tono, que algunos juzgarán de excesivamente optimista. Ustedes saben: a ella conviene llevarle buenas noticias.

Primero . El operativo montado contra el paro y la protesta me pareció brillante. Contraponerle al acto de los camioneros en la Plaza de Mayo un acto con chanchos en San Luis es de un simbolismo extraordinario. Además, a la dureza del discurso de Moyano ella le opuso la calidez con la que habló de los cerdos. "Me da cosita -dijo, transida de dolor ante el futuro que les esperaba a esos pobres animales en la planta faenadora que estaba inaugurando-. Son muy chiquitos, muy tiernos, muy lindos." Y agregó, justiciera, que "la carne de cerdo tiene mala prensa", verdad histórica que demuestra que la vocación desintegradora de los medios hegemónicos no se limita al reino de los hombres.

Fue muy bueno que estirara su discurso porcino para provocarle una demora de 15 minutos a Moyano. Sólo una cabeza de Estado repara en la importancia estratégica de ese retraso. El país puede dormir tranquilo: quien lleva las riendas es una persona a la que la altura de su grandeza no le impide bajar a los pequeños detalles.

Segundo . Otra medida de enorme sabiduría fue dejar al acto sin seguridad. En plena ola delictiva, lo único que faltaba es que desprotegiéramos barrios enteros para ocuparnos de ese gentío bajado de los camiones. Hay que entender las razones: no hubo policías porque la señora quiso ponerlos a salvo de la turbamulta. Seamos sinceros. Puestos a elegir, todos elegimos a un policía y no a un camionero de Moyano. Finalmente, ¿cuál era el riesgo? ¿Que atacaran a otras personas? Que aprendan: nunca hay que estar cerca de un acto opositor. ¿Que atacaran a los comercios? Con el cierre de importaciones, a nadie le resultan muy tentadoras esas vidrieras llenas de baratijas nacionales. ¿Que se pelearan entre ellos? Nos ahorraban el trabajo.

Lo único que falló de nuestro plan es que no conseguimos reclutar militantes de La Cámpora para infiltrarlos en la marcha. Fuimos a tocar el timbre a las torres de Puerto Madero y no hubo caso. Dijeron que ni locos se iban a mezclar con ese aluvión peronista.

Tercero . Cristina dijo que el acto fue "flaco", una definición que no pudo ser más precisa. La verdad es que 50.000 personas son una bocha de gente, pero ella no hablaba de eso, sino de que no fueron las clases medias o acomodadas, que es lo que le preocupaba. No quería ver gente de Barrio Norte, de Recoleta, donde vivía con Néstor en Buenos Aires antes de llegar a la Casa Rosada. No hubiese soportado la traición de sus viejos vecinos. Con los camioneros no se hace problema: ni los cuenta ni los toma en cuenta.

También habló de un acto "agresivo", otro acierto. Esta semana ella despotricó contra Moyano, contra Scioli, contra los otros gobernadores, contra Los Dragones y contra todo el que se le puso en el camino. Pero sabemos que su reino no es de este mundo y que es la única persona autorizada a llevar cargada la recámara de su micrófono. Moyano tuvo la osadía de juntar pueblo en la Plaza de Mayo y tirárselo encima. La réplica de la Presidenta está muy bien pensada. Al pobre Hugo lo espera el pelotón de fusilamiento: caerán sobre él discursos, jueces, servicios de inteligencia, recortes de fondos, cooptación de aliados, fuego continuado de nuestra cadena de medios (están pidiendo refuerzos a los Archivos de La Nacion y de Clarín).

Cuarto . Ha sido una genialidad castigar a Scioli con el recorte de fondos para el pago de sueldos y aguinaldos. Está plenamente justificado hacer sufrir a 550.000 empleados públicos bonaerenses y a sus familias si eso sirve para que a Scioli se le vayan las ganas de jugar al fútbol con los Moyano. (Daniel, es Fútbol para Todos, no Fútbol para Cualquiera.)

Quinto y último . No puedo sino aplaudir la equiparación que está haciendo la señora de lo que pasó en Paraguay con los golpistas argentinos. No es una sobreactuación. Franco, con ese nombre, seguro que es tan facho como Moyano, y Lugo es un ex obispo que predica tan bien como Cristina. Son analogías para tener en cuenta. Hay otras. Lugo tiene un gabinete en las sombras. Cristina también. Franco nos amenaza con no mandarnos energía. Moyano, con no mandarnos los camiones de combustibles. Lugo es un ser muy especial, que sonríe todo el tiempo. Cristina no es menos especial y hace tiempo se sonreía. Lugo gobernaba en la más absoluta soledad. Lo mismo que ella. A Lugo le caen hijos del cielo. A Cristina, del Tango 01. Lugo quiere volver a ser presidente. Cristina también.

Mi reporte a la señora terminaba con una posdata en el mismo tono elogioso. Le decía que hace muy bien en gobernar sin importarle un comino las encuestas. Faltaba más, con lo mal que las encuestas la están tratando a ella.

Hacé llegar tu opinión. Ahora podés comentar este artículo!

Hay 2 comentarios sobre esta nota Comentá la notaEnviá tu comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los Terminos y Condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
chancho que no entiende | 30.06.2012 15:09
Si Cristina azota al campo y los productores quieren que estos K se vayan ¿Porqué la invitaron a inaugurar el emprendimiento en San Luís y le prepararon un raje perfecto de la Capital el día del quilombo camionero ?
Son miles y miles en definitiva los productores asociados a cooperativas que conforman ACA, quién realizó este emprendimiento. Esto pertenece a los productores y sus representantes y dirigentes fueron los que les mostraron justo ése día los chanchitos a Cristina y le sacaban fotitos como cholulos. Hacen la del tero, gritan en un lado y ponen los huevos en otro. Igual hicieron en las elecciones, ahora ninguno votó por ella ¿ porqué no le dicen en la jeta las cosas en vez de tantas invitaciones y reverencias ?
ahora entiendo lo de los chanchos | 30.06.2012 11:56
Es cierto que los chanchos la calientan a la Sra!!!!
> Mostrar Todos
© Agrositio.com ,1999. Todos los derechos reservados.
Bartolomé Mitre 1895 - 6 Piso "L" l (1039) Ciudad de Buenos Aires l Argentina l Teléfono (54-11) 4371 2810
La utilización del sitio asume la aceptación de los términos y condiciones.
IR A LA VERSION MOBILE DEL SITIO
Ingrese los datos con los que se encuentra Registrado
E-mail
Contraseña
Ingrese su comentario
  • Ingrese su Nombre
  • Comentario
  • CODIGO
  • Reingresar CODIGO
Enviar por mail
  • Ingrese su Nombre
  • Ingrese su Mail
  • Mail del destinatario